Según Rubén Villalba, representante de los funcionarios fiscales de la Región 5, del Caaguazí, manifestó que los servicios básicos están garantizados a la ciudadanía, es decir los fiscales,  asistentes, secretarios y choferes  que están de turno y las oficinas de denuncias, trabajan normalmente, salvos las unidades ordinarias.

La Cámara de diputados había aplazado el tratamiento del aumento del 10 por ciento para todos los funcionarios del Ministerio Público, como otra medida de aumentos para los secretarios y asistentes fiscales, que deben estar contemplados en el Presupuesto General de Gasto de la nación, expreso el representante de los funcionarios fiscales de esta ciudad.

El aumento para esta institución dependiente del Estado paraguayo, contempla la suma de G. 46.000.000.000. La medida de fuerza será por tiempo indefinido, debido que consideramos de justicia la petición, indicó Villalba al ratificarse en la postura.

Según los funcionarios que administran justicia desde esta localidad, manifiestan que desde hace cinco años los salarios no han sufrido variaciones, lo cual consideran que corresponde a modo re categorizar las funciones de los mismos, sean consideradas como legítimas por parte de las autoridades pertinentes, la suba de sus salarios.

 

 

 

(Por: Néstor Ojeda Mendoza)

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter