Desde las 14:30 los campesinos habían iniciado su marcha por las calles del microcentro de Asunción, impidiendo el paso de vehículos a lo largo de varias arterias. Además quemaban basura en los principales cruce de calles.

Ya después de las 17:00 decidieron retornar a la Plaza de Armas, donde desde hace tres semanas acampan los labriegos, exigiendo la aprobación de los proyectos de ley de emergencia a la agricultura familiar y, principalmente, la del subsidios a las deudas del sector.

Luis Aguayo, dirigente campesino, aseguró que las medidas de fuerza seguirán hasta que el presidente Horacio Cartes promulgue las dos normativas ya sancionadas en el Congreso.

Es más, adelantó que desde mañana un grupo de campesinos irá a acampar frente a la casa presidencial Mburuvicha Róga, llevando con ellos todos sus enseres.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter