El suboficial Abel Paniagua fue quien resultó herido por los petardos y fue trasladado al Hospital Rigoberto Caballero.

 Un ambiente tenso y nervios se registraron en la Plaza de Armas, ubicada frente al Congreso, luego de que en la Cámara de Senadores no se reunió el cuórum correspondiente para dar inicio a la sesión de este jueves.
De esta forma tampoco se estaría tratado el veto del presidente Horacio Cartes al proyecto de ley que pretende subsidiar las deudas de los labriegos. Los senadores deben ratificarse en su aprobación o aceptar la objeción del Ejecutivo.

Un fuerte dispositivo policial se instaló en inmediaciones de la sede legislativa ante la presencia de las organizaciones campesinas.

Incluso, desde el miércoles, prohibieron que los campesinos marchen por las calles del microcentro capitalino en hora de la mañana. La Fiscalía solicitó el cumplimiento de la Ley conocida como Marchódromo.

Los campesinos están instalados hace 33 días en la plaza de Armas, ubicada frente a la sede legislativa, con la intención de lograr una respuesta a su problema económico, teniendo en cuenta la difícil situación en el campo a raíz de las inundaciones y las últimas heladas.

El Congreso había sancionado la ley para resolver la crisis financiera de los labriegos, pero fue objetado totalmente por el presidente Horacio Cartes, quien argumentó que se estaría «condenando el futuro económico del Paraguay».

El plan alternativo del Poder Ejecutivo para lograr una salida no tuvo eco en la dirigencia campesina, que cifra sus esperanzas en la bancada disidente de Marito Abdo Benítez para ratificar el subsidio.

Se mantienen inflexibles en lograr que el Congreso, primero, rechace el veto a la ley de subsidio, para luego conversar sobre otros eventuales beneficios.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter