Con más de 40 minutos de retraso con respecto a la hora pactada para la sesión y apenas 18 senadores presentes, se levantó por falta de quorum la sesión ordinaria donde se debería dar entrada al veto del Ejecutivo al proyecto.

Con esto, ahora, para tratar el veto del Ejecutivo se debe convocar a dos extraordinarias: una para dar trámite de entrada a la comunicación del veto y otra para votar si se aprueba o no el rechazo del Ejecutivo al proyecto que planteaba el subsidio de deudas de campesinos por montos de hasta G. 51 millones y que posean menos de 30 hectáres.

Hasta el momento no hay pedido formal para volver a convocar una extraordinaria, informó el presidente del Senado, Fernando Lugo. El mismo a su vez cuestión «no hubo voluntad de estudiar con seriedad» el proyecto de subsidio por parte del Ejecutivo.

Insistió en que el problema de las deudas en el campo es real y responsabilizó al «exministro de Cartes», refiriendose a Jorge Gattini, quien según Lugo, recorría el campo ofreciendo créditos productores junto con empresas privadas.

Por su parte, la senadora Desirée Masi del Partido Democrático Progresista (PDP) adelantó que se retificará en su voto a favor del subsidio y cuestionó la administración del gobierno principalmente de los préstamos.

La misma reprochó que se cuestione el planteamiento de los campesino pero no la gestión del gobierno de los prestamos que realizó. Acusó que del dinero que el Ejecutivo obtuvo para préstamos apenas ejecutó el 48%, mientras que para gasto corriente como compra de bocaditos y consultorías, gastaron el 100%.

“Están haciendo vito con la plata y la deuda, me gustaría discutir en serio y no en medio de está crispación. Hay gente que no nos vamos a dejar engañar por Cartes”, afirmó la senadora, diciendo que el presidente dice algo y todos dicen “amen”.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter