PARAGUARÍ. Una funcionaria de la Novena Región Sanitaria denunció que su vehículo, depositado judicialmente en la comisaría primera de Ñuatí, fue totalmente saqueado. Dijo que solo dejaron el motor y la carcasa y ahora nadie se hace responsable del hecho.

La funcionaria de la Novena Región Sanitaria Lic. Evelyn Acuña denunció que se percató de la situación en que se encontraba su vehículo en la comisaría primera de Ñuatí y fue revisado por un mecánico.

El técnico determinó que desaparecieron cuatro bovinas, cuatro picos inyectores, un compresor de aire, sensor de flujo de aire, comando central de levantavidrios, buscahuellas, paragolpe, alerón de tapa trasero, tapa de auxilio, bujías, tapa radiador, entre otros objetos.

Manifestó que, por seguridad, el vehículo se quedó bajo el resguardo de la comisaría local, luego de que su padre, Francisco Acuña (69), protagonizara un homicidio culposo con el automóvil Toyota, modelo IST, color negro, que es de su propiedad. El hecho había ocurrido el 12 de noviembre de 2018.

La mujer se constituyó hasta la comisaría local en busca de alguna respuesta porque se quedó en el lugar bajo la custodia de los efectivos policiales. Como ya pasaron cuatro años del accidente y por la institución policial pasaron varios jefes de comisaría y agentes policiales, es difícil saber de quién es la responsabilidad.

El jefe de comisaría, Óscar Sequeira, manifestó que hace dos meses está al frente de la institución y que ya conversó con la víctima, quien le asegura que hace cuatro años el vehículo está en la comisaría. Dijo que, por suerte, él al asumir el cargo, realizó un inventario de las condiciones que recibe cada vehículo y en su momento si le piden va a acercar a la instancia correspondiente.

Vehículo “carneado”: Pide G. 15 millones por reparación de daño

Manifestó que la mujer pidió G. 15 millones que se le pague por los daños causados a su vehículo, “pero eso yo ni los personales policiales actuales pueden asumir, siendo que las condiciones que ella encontró también nosotros encontramos”, manifestó el uniformado.

El jefe de comisaría dijo que en algún momento se deberá deslindar responsabilidades al respecto, pero fue categórico al manifestar que si le atribuyen este hecho, él también va a accionar porque tiene cómo demostrar que no fue durante su gestión.

Al respecto, conversamos con el fiscal Alfredo Ramos Manzur, quien manifestó que el vehículo formaba parte de las evidencias del Ministerio Público, pero al presentar las pruebas durante proceso ya queda a cargo del Juzgado disponer dónde va a quedar depositado.

La afectada dijo que va llegar hasta las últimas instancias, hasta que le pongan en condiciones su vehículo. Sin embargo, hasta ahora todos se desentienden, manifestó la afectada. El automóvil ahora fue trasladado al depósito de la Circunscripción Judicial de Paraguarí.

 

 

 

Fuente: ABC

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter