Ni hablemos de la crisis del pilcomayo, de Lago de Ypacaraí y todos nuestros bosques, que sufre en los últimos 5 años, más de 1.350.000 hectáreas de depredación, sin que los corruptos y tranzadores organismos del Estado, tengan que detener este crimen ecológico.

FIRMÓ DECRETO A SU BENEFICIO 

Horacio Cartes firmó el Decreto 7.702 y modificó la Ley 422/13 que protege lo poco que queda de bosques en el país. Esta maniobra absolutamente ilegal tiene como finalidad permitir a la estancia San Francisco, de su propiedad, ampliar el área de pastura. Cartes cambió una ley por decreto.

El 14 de setiembre último, el Presidente  promulgó el Decreto Nro. 7.702 que reglamenta el artículo 42 de la Ley 422/73, que protege los recursos forestales del país.

La Ley 422/73 fue modificada para permitir al establecimiento ganadero San Francisco, ubicado en Mcal. Estigarribia, ampliar su área de pastura.

La estancia San Francisco, perteneciente a Ganadera Las Pampas SA, representada por Luis Enrique López Moreira, ocupa una superficie de 14.979 hectáreas.

Horacio Cartes promulgó el decreto el 14 de setiembre y el 21 del mismo mes, Ganadera Las Pampas SA fue beneficiada con la resolución Nro. 146/17 de la Secretaría del Ambiente autorizando el uso productivo en la totalidad de la superficie de la estancia.

En la aprobación del plan de gestión ambiental consta que apenas el 6 por ciento de la propiedad sería destinado como bosque de reserva.

Decreto ilegal

El artículo 42 de la Ley 422/73 impone a los productores la obligación de preservar el 25 por ciento de la superficie boscosa existentes en cada propiedad.

Hoy día, Paraguay es uno de los países con mayor promedio de deforestación del planeta: 275.000 hectáreas de montes son destruidos cada año, 250.000 hectáreas en el Chaco y 25.000 hectáreas en la región Oriental.

El Decreto 7.702 es absolutamente ilegal: la Ley 422/73 establece la obligación de preservar el 25 por ciento y sus artículos solo pueden ser cambiados por una nueva ley. Un decreto no puede modificar las leyes.

Haciendo gala de la prepotencia y soberbia que le caracterizan, Horacio Cartes cambió la Ley 422/73 utilizando un decreto para alterar el marco jurídico de preservación del país.

El artículo 42 de la Ley 422/73 expresa: “Todas las propiedades rurales de más de veinte hectáreas en zonas forestales deberán mantener el veinticinco por ciento de su área de bosques naturales. En caso de no tener este porcentaje mínimo, el propietario deberá reforestar una superficie equivalente al cinco por ciento de la superficie del predio” (las negritas son nuestras).

El artículo 5 del Decreto 7.702 dice: “A partir de la vigencia del presente Decreto, los que realicen habilitaciones en propiedades rurales como áreas de reserva legal de bosques naturales sin autorización correspondientes, se encuentran obligados a reforestar restaurando la totalidad de la superficie habilitada o adquiriendo Certificados de Servicios Ambientales hasta el equivalente a su obligación (25%)…” (las negritas son nuestras).

La ley no permite la adquisición de Certificados de Servicios Ambientales y obliga a la preservación del 25 por ciento de los bosques.

Estancia San Francisco

La clave en este atropello de Cartes se encuentra en la estancia San Francisco, propiedad de Ganadera Las Pampas SA, perteneciente a su familia.

Horacio Cartes tiró por la borda la preservación de nuestros bosques para ampliar el área de pastura de su estancia. La ley le tiene sin cuidado al Presidente de la República, Horacio Cartes.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter