El Vaticano emitió un comunicado en el cual reconoció la mediación de la paraguaya Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida por el pueblo católico como Chiquitunga, en la curación de un hombre que se había encomendado a la venerable. En este escenario, se allana aún más el camino para Chiquitunga pase a ser pronto beata.

A partir de ahora, el caso deberá ser analizado por teólogos, quienes deberán emitir un informe al papa Francisco. Este es quien tiene la última palabra, y tomará una decisión al respecto.

La nominación de venerable, que tiene Chiquitunga en la actualidad, es un proceso previo que da el Vaticano a una persona que tiene posibilidades de llegar a la Santificación.

María Felicia Guggiari Echeverría, conocida como Chiquitunga, fue una mujer nacida en la ciudad de Villarrica en el año 1925. Cuando apenas tenía 14 años, se unió a la Acción Católica y trabajó en Catequesis con niños, jóvenes, enfermos y ancianos.

Cuando cumplió 30 años, ingresó a la vida contemplativa en el Carmelo de Asunción. Murió el 28 de marzo de 1959, tras ser aquejada de una hepatitis que la tuvo internada por un mes.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter