El senador disidente anunció ayer que recomendará al movimiento Colorado Añeteté, liderado por su colega Mario Abdo Benítez (ANR), volver a participar en las sesiones de la Junta de Gobierno ahora que el presidente Horacio Cartes desistió del proyecto de reelección por enmienda.

Sin embargo, al consultarle sobre los convencionales colorados del departamento Central, que insisten en expulsar a los disidentes que no apoyaron el rekutu, dijo que este grupo solo busca ser “más papista que el Papa” y ganar la escalera de oro de los “trepadores” en la última etapa del gobierno cartista.

Ovelar sostuvo que dichas declaraciones son simplemente “una demostración de quién es más chupamedia y quién es más lametraste nomás” dentro del cartismo.

Respecto a las futuras internas partidarias del 17 de diciembre, sostuvo que la “unidad granítica” será una utopía ya que el jefe de Estado elegirá a su delfín en unos días más mientras que Colorado Añetete ya eligió a Marito como su “derrotero”.

Remarcó que lo único que piden es reglas claras y que el gobierno cartista cuide el desarrollo del proceso electoral, para que luego de las internas se pueda acompañar al candidato colorado electo. Igualmente señaló desconocer si hace falta que la Junta de Gobierno vuelva a convocar a una Convención Nacional para dejar sin efecto el apoyo a la enmienda, dando a entender que la cúpula podría allanar esta formalidad. Subrayó que como no existe mandato imperativo y como la renuncia a la reelección viene del propio interesado, se allanan todos los caminos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter