Francisco Ayala, director de Comunicaciones de la Secretaría Nacional Antidrogas, informó que esta mañana se procedió a la apertura de cuatro cajas retenidas tras la reacción del can antidrogas “Erika”, en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi.

En uno de los paquetes hallaron una cámara de seguridad, en cuyo interior había 515 gramos de cocaína. En otras tres cámaras pequeñas estaba oculta 373 gramos de cocaína, mientras que, una faja moldeadora que tenía impregnada droga con un peso en bruto de 121, 5 gramos.

En otro de los paquetes dieron con una cámara sofisticada de circuito cerrado que albergaba 520 gramos de cocaína y un vaso térmico 378 gramos de droga. Entre prendas de cama (sábana) para niños también escondieron la mercancía, que totalizó más de 1kg.

Según Ayala, la cocaína tenía como destino Tailandia, Nigeria, Hong Kong y Grecia, países en donde adquiere un altísimo valor económico. “Ahora vamos tras los responsables de los envíos”, indicó el director.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter