La justicia brasileña dio lugar al pedido de reconocimiento de filiación de un hombre que había iniciado un juicio alegando ser hijo biológico del ex dictador Alfredo Stroessner.

Enrique Alfredo Fleitas es hijo biológico de Alfredo Stroessner Matiauda, señala la sentencia del juzgado brasileño en favor del demandante.

Hijo de Michelle Fleitas, ex pareja extramatrimonial de Stroessner, Entique exigió a la justicia que se le agregue a los sujetos beneficiarios de la herencia.

La pareja en una de las fotografías divulgadas por el programa televisivo La Caja Negra.

El detalle llamativo, es que el mismo pidió específicamente se le conceda el derecho hereditario sobre un terreno de 7 hectáreas ubicado en la cabecera del puente de la Amistad.

El inmueble está valuado en 500 millones de dólares, según señaló el abogado de Fleitas, Nicolás Russo.

“Enrique Fleitas nos dio instrucciones para abrir la sucesión del Gral. Stroessner y reivindicar el inmueble de 7 hectáreas que está en la cabecera del Puente de la Amistad”, afirmó el profesional.

El dictador Alfredo Stroessner en la última etapa de su vida.

Subrayó que el juicio para dirimir la herencia en cuestión aún comienza, y que será un largo proceso, habida cuenta el cruce de intereses que rodea al caso.

Cabe indica que en febrero pasado, la justicia del país vecino ordenó la exhumación de los restos del ex dictador, para extraer pruebas para el ADN que pidió Enrique Fleitas.

LA HISTORIA DE AMOR

En el 2016, el programa televisivo “La Caja Negra” accedió en exclusiva a la misma, quien contó detalles hasta ahora inéditos de la familia oculta del que gobernó con mano de hierro desde 1954 a 1989.

El dictador quedó “flechado” con la belleza de la mujer en una de las tantas visitas a la casa de Salvador Bogado (tío de Michele) para jugar ajedrez. Michele recordó que el primer encuentro con Alfredo, como solía llamarlo, se dio en inmediaciones del colegio Internacional de Asunción.

Según contó en esa oportunidad, el exdictador le ofreció matrimonio, “dejar todo” e irse a vivir con ella a España.

Enamorados. Alfredo Stroessner y Michele Fleitas.

A pesar de la negativa de Michele a contraer matrimonio con Stroessner, e irse a vivir a Madrid, el exmandatario no dejó de frecuentar a la misma y a los tres hijos, frutos de la relación. Iba siempre a visitar a sus hijos (Verónica, Gisela y Enrique) en la casa en que vivían, en el barrio Sajonia de Asunción. Con ellos pasaba incluso varios fines de semana en la isla Yacyretá, Ayolas, uno de los sitios de descanso preferido por el dictador, según el informe publicado por el periodista Jorge Torres Romero de Unicanal.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter