Al menos cuatro personas fueron detenidas por estar presuntamente involucradas en la fuga y recaptura de un alto miembro del clan Rotela en Tacumbú. El recluso se vistió de mujer y aprovechó el día de visita para huir.

La Policía Nacional detuvo este domingo a alrededor de cuatro personas, en el marco de la fuga y la posterior recaptura de César Ramón Ortiz Sosa, alias “Gordito Lindo”, miembro del clan Rotela, en Tacumbú.

La información fue confirmada por el Departamento de Investigaciones de la institución policial, donde se encuentra recluido actualmente el reo, según informó Monumental 1080 AM.

El comisario principal Ignacio Muñoz confirmó que lograron recapturar al recluso mediante información que fue brindada por el área de Inteligencia de la Policía Nacional y que, al salir de Tacumbú, el hombre estaba siendo esperado por un grupo de personas a bordo de vehículos.

La información que se maneja es que los mismos pretendían llevar a Gordito Lindo a un departamento fuera de Central. Además, Muñoz señaló que se retuvieron otros vehículos, cuyos ocupantes también fueron detenidos.

No obstante, el jefe policial indicó que hay muchas hipótesis e informaciones que se manejan sobre el caso, pero que por cautela aún no pueden dar a conocer.

Se vistió de mujer para escapar

Las imágenes de cómo estaba vestido el preso César Ramón Ortiz, de 36 años, al momento de su escape fueron divulgadas recientemente por Monumental 1080 AM.

En dichas fotografías se observa que el mismo utilizó una peluca de color negro, una pollera larga de color azul, una blusa verde, una campera negra e, incluso, estaba maquillado y tenía las uñas pintadas.

De esta manera, el hombre se hizo pasar por una mujer y se escapó por la puerta principal del penal de Tacumbú, aprovechando que este domingo se desarrollaba el día de visitas.

Tras ser recapturado, del poder de Ortiz se incautaron varios objetos, como arma blanca, un termo para mate, uñas postizas, y dinero en efectivo de poco valor, entre otros.

Cerca de 400 reclusos se amotinaron este domingo en la sede de Tacumbú y todos formarían parte del clan Rotela, según informó el comisario Diosnel Ferreira. A su vez, el uniformado manifestó a través de los medios que el Departamento de Investigación se encargará de llevar adelante toda la investigación del hecho.

Después de la fuga y recaptura del miembro del clan Rotela en Tacumbú, que derivó en un aparente amotinamiento por parte de presos, la situación en el penal logró controlarse y los agentes de la Policía Nacional que rodeaban el lugar se retiraron en su gran mayoría.

Los reclusos, así como sus familiares que se congregaron fuera del sitio, reclamaban que los uniformados se retiren del lugar y que Ortiz Sosa vuelva al penal, tras ser derivado a una sede policial.

El recluso de 36 años está procesado por robo agravado, hurto especialmente grave y reducción y se encuentra privado de su libertad en dicho penal desde hace tres años, nueve meses y 20 días.

El ministro de Justicia, Édgar Olmedo Silva, dispuso la apertura de una investigación interna a raíz de la fuga del interno, mientras que los agentes penitenciarios que prestaron servicio en el ingreso principal del penal, en el horario de la fuga, fueron apartados de sus funciones.

El hombre ya había sido noticia en el mes de marzo, luego de que en un control preventivo en el Palacio de Justicia, donde tenía que participar de un juicio oral, se descubriera que tenía las llaves de las esposas que le habían colocado.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter