Un nuevo caso de «gatillo fácil» se habría registrado ayer en el Puente Remanso, teniendo como víctima a un conductor que fue amenazado por una policía de civil. La mujer disparó a quemarropa con su arma reglamentaria, según la denuncia.

Este martes en horas de la tarde se registró un incidente en la cabecera del Puente Remanso que involucró a dos automovilistas, entre ellos una mujer que presta servicios en la Policía Nacional.

Luis Fernando Riveros, denunciante, manifestó a GEN/Nación Media que él y su compañero regresaban de la zona del Chaco con destino a Asunción cuando un camión que iba por la misma vía los obligó a encostarse y, cuando iban a tratar de retomar su carril, tuvieron un roce con otro vehículo, el cual era manejado por esta agente.

“Yo le pedí antes que nos dé paso porque me iban a pasar encima. No me dijo nada, entonces tuvimos que entrar y acelerar y rozamos con la chica, a lo que ella reacciona sacando su arma y disparando”, mencionó.

De acuerdo a su relato, en un momento de la discusión la mujer sacó su arma reglamentaria, pese a encontrarse de civil, y le apuntó en la cara, efectuando un disparo que afortunadamente no llegó a impactar ni contra él ni contra su acompañante, quien pudo moverse segundos antes, evitando así ser alcanzado por la bala.

Tras este hecho, la uniformada fue a refugiarse a la Comisaría 8va de Remansito, de donde no volvió a salir en toda la noche. Los efectivos policiales apostados en dicha dependencia inclusive habrían tratado de encubrir a su camarada, según Riveros.

La excusa que le dieron cuando fue a hacer la denuncia es que la mujer no sacó un arma de fuego sino más bien su teléfono celular, tratando de negar así lo ocurrido.

La Fiscalía ya se encuentra en conocimiento del hecho y abrió una investigación formal para dar seguimiento a la denuncia.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter