El caso se conoció en la madrugada de este viernes pero ocurrió ayer jueves. La niña de 9 años que era explotada sexualmente por su madre consiguió un sitio en donde guardar protección.

De estos cinco menores, uno fue con el padre y otros tres están desaparecidos, dijo la desesperada defensora de le Niñez, quien contó que no tuvo respuesta alguna de la Secretaría de la Niñez ni de las instituciones que deben responder por el cuidado de niños y adolescentes.

“Llamo al 147 para que me busquen hogar para estos cuatro varones, no me hicieron caso. Me sentí abandonada”, lamentó la abogada Centeno. El hecho ocurrió a la altura del kilómetro 28 de la Ruta II, en Itauguá.

Mientras la defensora pide ayuda los tres niños siguen desaparecidos. Centeno ruega por la asistencia de los entes del Estado.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter