Un camión fue retenido por agentes de la Senad. Transportaban 1.200 kilos de marihuana impregnada con grasa para no alertar a canes, aparentemente.

Agentes de la Senad y la fiscal Lorena Ledesma interceptaron un camión conducido por un joven de 20 años en Yrybucuá, departamento de San Pedro.

Descubrieron un doble fondo en la carrocería en donde escondían 1.200 kilos de marihuana prensada.

Lo que llamó la atención a los intervinientes es que la sustancia estaba impregnada con grasa animal. La intención de esta práctica suele ser engañar a los canes detectores.

El conductor fue detenido. La carga partió de Pedro Juan Caballero y tenía como destino Ciudad del Este para que luego se comercialice en Brasil o Argentina.

La incautación genera un perjuicio de USD 375.000 a los narcotraficantes.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter