El cambio se debe al cumplimiento del decrero 1.264 del 24 de febrero de 2014.

Además, el adelanto de 60 minutos se sustenta en un estudio técnico presentado por la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) que habla de la influencia del cambio de uso horario en la demanda del sistema interconectado nacional.

El objetivo al que se apunta es evitar que el horario en que se incrementa el consumo de electricidad en las casas, coincida con el consumo en los comercios, ya que esto incrementa demasiado los requerimientos de transmisión y distribución del suministro energético.

Se intenta que al acabarse la luz natural del día, el consumo de energía en las casas comerciales también esté finalizando, de manera que este componente de la carga comercial no contribuya con el aumento de la demanda en el horario de punto de carga del sistema.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter