En las carpas montadas por seguidores de Rodolfo Friedmann, gobernador nuevamente depuesto, el precandidato a presidente por Colorado Añeteté afirmó que el modelo actual “ha venido destruyendo las bases de la democracia, ha destruido sus instituciones”.

Se hizo eco de la publicación  sobre el cruce de llamadas en todo a los acontecimientos del 31 de marzo, y sostuvo que queda expuesto que la Policía Nacional “fue utilizada para atracar un partido político y culminó en la muerte de un joven idealista”

“Hoy de vuelta estamos viviendo aquí el último pataleo de esta gente que no se rinde en su intento, a través de la prepotencia y poco respeto a las leyes y Constitución Nacional, de tratar de instalar su voluntad por sobre la ley”.

Finalmente dijo que “la delincuencia no tiene color, yo no quiero unidad con gente que viola la ley en el Paraguay, así que en nombre de la unidad nada va quedar impune”.

También dijo que seguirán luchando por defender la democracia. “Es un gobernador legitimamente electo por el pueblo y, ahora, por orden superior no se le permite que ingrese a su lugar de trabajo”.

El defensor legal de Adolfo Friedmann, abogado Juan Ernesto Villamayo, también se despachó contra la Policía Nacional y contra el comandante, Crio. Luis Carlos Rojas, por el despliegue policial dentro de la Gobernación de Guairá y lo acusó de recibir órdenes desde “una tabacalera”.

“Esto es una demostración de que el Comandante de la Policía recibe órdenes de una oscura oficina en una tabacalera de Ciudad del Este, muy lejos del lugar institucional que le corresponde en el marco de las leyes”, expuso.

Mencionó además que las páginas de los diarios “están llenas de esa demostración, este mismo acto que se produce surge del reconocimiento del Comandante de la Policía ( Rojas) donde dice que el único fundamento que tiene esta actuación es una nota que recibió de un abogado.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter