En Italia, la crisis por el coronavirus se ha intensificado hasta el punto de haber superado la cifra de muertos que se presentaron en China, el país donde se originó el Covid-19. El número de víctimas mortales alcanzó las 3.405 hasta el día de ayer y las imágenes de los hospitales en ese país muestran todos los esfuerzos de los especialistas para que la vida de sus ciudadanos vuelva a la normalidad.

Un reporte que Sky News publicó recientemente mostró las imágenes al interior del hospital Papa Giovanni XXII, en la localidad de Bérgamo, en Lombardía. En él es posible ver a los pacientes encapsulados en cascos herméticos que parecen burbujas mientras jadean con dificultad para continuar respirando.

Al tiempo que las personas intentan combatir el virus y piensan en que deben recuperar las fuerzas para volver a sus casas, los doctores corren a través de los pasillos para atender las necesidades de cada persona y ayudarles a que regresen a sus actividades.

“Nunca me había sentido tan estresado en mi vida”, comentó el doctor Lorenzo Grazioli al tiempo que se tomaba un descanso para dar la entrevista: “Soy intensivista, y estoy bastante acostumbrado a los momentos intensos, las personas se encuentran críticas y mueren sin ningún tratamiento, y tú (usualmente) haces la diferencia”.

Sin embargo, admite con pesar que la emergencia ha llegado a una zona en la que es sumamente complejo salvar la vida de las personas: “Cuando estás en este punto te das cuenta de que no eres suficiente. Somos 100 anestesistas, estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo, pero tal vez no sea suficiente”.

Ante el estado de emergencia por el que pasa Bérgamo, una de las regiones más afectadas de Lombardía, el gobernador de esa localidad ha dado declaraciones poco esperanzadoras, pues dijo que los médicos y las enfermeras en los hospitales de la localidad se encontraban en sus límites. De hecho, el Papa Giovanni XXII, que es uno de los nosocomios más avanzados de Europa, ha quedado rebasado.

De esta manera, comenta Stuart Ramsay, el reportero encargado de realizar la pieza para Sky News, “Bérgamo quería que viéramos esto para mostrar cómo es una emergencia catastrófica que nadie había experimentado antes. Aquí lo llaman el apocalipsis; y su mensaje para nosotros es simple: prepárense”.

Cómo funcionan los cascos herméticos que usan los médicos en Italia

Los cascos son uno de los elementos más relevantes para enfrentar la enfermedad, ya que se ha demostrado que estos contribuyen a la atención de aquellos pacientes críticos que requieren asistencia respiratoria. Su funcionamiento se basa en una máquina que apoya en este proceso a través de la introducción de oxígeno directamente a los pulmones y eliminar el dióxido de carbono del cuerpo.

Para conectar el ventilador a la persona se hace uso de una máscara facial en la cual es posible introducir un tubo que se ubica en la boca o la nariz y baja por la traquea del sujeto para llegar hasta sus pulmones.

Este sistema surgió en 2016, cuando especialistas de la Universidad de Chicago lo probaron para los personas que padecían del Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda, la cual produce que se dé un acumulamiento de líquido en los pulmones, lo cual puede llevar a la muerte.

En este sentido, Roberto Cosentini, jefe de atención de emergencia, explicó que los pacientes requieren de los cascos, pues presentan cuadros de neumonía grave. Además, todos los días llegan a su hospital entre 50 y 60 pacientes, “la mayoría de ellos son tan graves que necesitan volúmenes muy altos de oxígeno”.

El jueves, cuando China declaró que no había más casos por Covid-19 en todo su territorio, Italia se convirtió en el país donde las afectaciones han sido más evidentes, pues el número de casos confirmados sobrepasó los 33.000, mientras que tan sólo en 24 horas hubo más de 400 fallecidos.

Cabe destacar que Giuseppe Conte, primer ministro de Italia, advirtió que las medidas de aislamiento se deberán extenderse más allá de su fecha límite original con el fin de evitar que los contagios del Covid-19 continúen sucediendo en un país que ha sido sumamente golpeado por esta cuestión.

“Hemos evitado que el sistema se hunda, las medidas restrictivas funcionan y está claro que cuando alcancemos el pico y los contagios comiencen a disminuir, al menos en porcentaje, dentro de algunos días, esperemos, podremos volver a nuestra vida de antes”, expresó Conte.

Fuente: Inbobae

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter