Más de cincuenta enfermos son atendidos por los médicos y enfermeras en pleno pasillo de la Unidad de Emergencias del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS), ante la falta de infraestructura.

Están expuestos a la transmisión de otras enfermedades, porque centenares de personas circulan por el sitio cada hora. Todos tienen catéteres que les permiten el suministro de medicamentos y sueros.

Además del problema de salubridad, también se suma la falta de intimidad y comodidad, puesto que los enfermos están en un pasillo a la vista de todos. No existe ni un mínimo de reserva para ellos.

Al menos unos 300 pacientes son atendidos diariamente en la Unidad de Emergencias, según los datos.

La infraestructura inaugurada en mayo de 2010, para cien camas, no da abasto hoy para toda la demanda.

Benigno López Benítez, titular de la previsional, señaló ayer que “se solucionará el problema cuando se terminen las obras que están en ejecución”.

Justamente una de las obras se encuentra en el patio posterior del citado hospital, cuya construcción quedó abandonada en 2012. Se había adjudicado en 2010, por la suma de G. 14.619 millones, bajo la presidencia de Fernando Silva Facetti, a la empresa VP SA, propiedad de los hermanos Édgar y Juan Villalba Piñeiro.

IPS rescindió el contrato con la citada firma y el año pasado, luego de cinco años de la paralización y abandono de la construcción, licitó su terminación.

Los datos que constan en la web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas señalan que el contrato de unos G. 12.000 millones se adjudicó a la firma GCA SA, presidida por Germán Flores.

Su terminación se prevé para el mes de setiembre de acuerdo al cronograma establecido en el pliego de bases y condiciones. Los trabajos comenzaron en marzo último.

La otra obra viene ejecutando el IPS en el predio de la Clínica Ingavi. Otorgó en 2013 al Consorcio Hospitalario, representado por el Arq. Julio Mendoza.

El hospital deberá estar listo en marzo del año próximo, según el cronograma de obra. La inversión es de G. 264.000 millones. Tendrá 600 camas en la parte de internados, 69 camas en urgencias, 14 camas en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter