La fiscal Laura Guillén fue hasta el Hospital Distrital de Ñemby, a efectos de indagar sobre la muerte de un bebé de 11 meses, quien habría sido atacado por un perro, perteneciente a su propia familia.

El Médico Forense del Ministerio Público, sugirió que se trasladen los restos del niño hasta la Morgue Judicial a fin de realizarle una inspección más detallada.

La muerte del bebé ocurrió en un domicilio ubicado sobre la calle 21 de Septiembre entre 9 de Julio del barrio Rincón de la ciudad de Ñemby. Según manifestó la madre, su hijo estaba a su lado jugando, mientras ella limpiaba la casa, en un instante, el menor  fue atacado por la mascota, por lo que inmediatamente fue socorrido por vecinos, quienes lo trasladaron hasta el Nosocomio, donde ya llegó sin signos vitales.

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter