El aumento del 12% para todos los docentes a partir de enero y en cuatro años fue finalmente rechazado por la mayoría de los gremios, entre los que se encuentran la Federación de Educadores del Paraguay, la Unión de Educadores del Paraguay, la OTEP-SN, OTEP-Auténtica y Sinadi. Los líderes se retiraron de la mesa de negociaciones y se declararon en movilización permanente, ya que pretenden que se acuerde lo que se firmó en 2016. No definen aún si realizarán alguna protesta durante esta semana.

El ministro de Educación, Enrique Riera, al término de la reunión, sostuvo que, pese a que existe una minoría de sindicatos que finalmente decidieron permanecer en el lugar, aplicarán el acuerdo como ser la carrera docente, ya que basta con la firma de un gremio. “Lamento que no lo hayan entendido así, salvo que tengan otros intereses”. El secretario de Estado habló de motivaciones electoralistas. “Están buscando excusa para no hacer un acuerdo. Lo único que podemos pensar es que hay otros intereses”, subrayó.

Por su parte, representantes de la Agremiación de Docentes del Paraguay dijo que firmarán el acuerdo buscando ir reajustando de alguna manera el salario de los 80.000 docentes. El mismo se aplicará desde enero, con aproximadamente G. 400.000, independientemente de la inflación. Sostuvo que este acuerdo constituye una herramienta de lucha en el marco de las negociaciones con el Gobierno.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter