Ante el impacto que el coronavirus está dejando en la economía del mundo, Emmanuel Macron, presidente de Francia, informó la suspensión del pago de impuestos, cotizaciones sociales, facturas de agua, luz, gas alquileres para todos los franceses. “Ningún francés se quedará sin recursos” afirmó.

Francia también asumirá el pago de los créditos bancarios contraídos debido a la cuarentena que el gobierno francés le pidió a todos sus ciudadanos.

Macron explicó que se dedicarán 300 mil millones de euros para salvar a las empresas, por lo que ninguna de ellas debe quebrar debido al coronavirus.

Asimismo, Macron adelantó que el ejército montará hospitales de campaña en las zonas más afectadas por la epidemia. Además habrá traslado de enfermos y el Estado pagará los servicios de esfuerzo sanitario de taxis y hoteles.

La crisis por el coronavirus también aplazará las elecciones municipales previstas para el próximo domingo.

En tanto, Francia exige que haya desplazamientos solo para proveerse de alimentos, ir la médico, al trabajo o realizar ejercicio físico siempre y cuando se evite el contacto con otras personas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter