Tras el escándalo político en la Gobernación del Guairá y los fuertes entredichos con referentes del movimiento Honor Colorado, liderado por el propio Presidente de la República Horacio Cartes, el jefe departamental, Rodolfo Friedmann, decidió salir del grupo oficialista.
Ante esta situación, este jueves oficializó su vinculación con el movimiento disidente Colorado Añetete.
Friedmann manifestó que la situación ya era insostenible. “Era imposible continuar transitando juntos con todo lo ocurrido, teníamos grandes diferencias con algunos de los miembros del movimiento. Mantenemos una linea política independientemente al movimiento que pertenecíamos. Ustedes saben quienes son las personas que están detrás de todo esto”, refirió.
Por su parte, el senador oficialista Gustavo Alfonso, se mostró mucho más cauto y reflexivo al dar su parecer ante la salida del Gobernador del movimiento del presidente de la República.
Alfonso expresó que el abandono de Friedmann representa una gran pérdida para el movimiento, ya que este cuenta con un gran apoyo en Guairá. Además, pese a todo el conflicto, no manejaban la posibilidad de que el Gobernador se alejará de Honor Colorado.
Por otro lado, indicó que van a decidir dentro del movimiento si tratarán de volver a buscar un acercamiento con el jefe departamental.
Esto se da debido a la supuesta renuncia, que habría sido orquestada desde el oficialismo según Friedmann. El jefe departamental se encuentra pendiente de la decisión de la justicia para continuar en el cargo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter