Desde este sábado los emblemas distribuidores de combustibles que integran Apesa levantan la medida denominada «mangueras caídas» y regularizan horario de atención continuado.

Los emblemas privados distribuidores de combustible, retomaron el horario continuado y de momento ya no analizan colgar las mangueras. Algunos mantendrán sus precios y otros prevén reajustes en alza.

La medida de fuerza se había realizado para exigir «equidad» ante el subsidio estatal a Petróleos Paraguayos (Petropar).

Las empresas asociadas a la Apesa, vuelven a atender en horario continuado, resignadas a la promulgación de la ley que subsidia el combustible a Petropar por medio del Fondo de Estabilización de precios, y que las deja en desventaja competitiva en el mercado.

La normalización del horario comenzó en la mañana de este sábado y se prevé un incremento de precios este fin de semana o más tardar el lunes.

El emblema Petrobras, que también dejó atrás la protesta vuelve a atender las 24 horas y anunciaron que de momento no prevén ningún reajuste.

La ley promulgada por el Ejecutivo subsidia el Diésel, el Gasoil Tipo III y Nafta 93 Octanos. La última reducción aplicada por Petropar fue de 1.000 guaraníes para el Gasoil común y de 800 guaraníes para la nafta.

Actualmente los precios en Petropar son los siguientes: Diesel Porâ: G. 6.050;  Nafta Oikoite 93: G. 6.910; Nafta Kape 88: G. 6.860.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter