El presidente de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio (Apesa) estimó que diariamente ingresan a Paraguay entre 2 millones y 3 millones de litros de combustible de contrabando. Aseguró que la comercialización ilegal ha causado una importante disminución en las ventas del sector formal.

En comunicación con ABC Cardinal este viernes, Miguel Corrales, presidente de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicios y Afines (Apesa), expresó alarma por la alta cantidad de que ingresa de contrabando a Paraguay y es comercializado de manera informal.
“Supera todos los límites, tenemos información de todo tipo de informalidad, supera la imaginación”, denunció Corrales, afirmando que en algunas zonas del país hay locales comerciales que efectivamente operan como estaciones de servicio, con sus propias máquinas surtidoras que distribuyen combustible ilegal.

Además, señaló, hay personas que venden combustible en botellas o bidones a los costados de rutas. “Si las autoridades no ven es porque los inspectores son ciegos”, agregó Corrales.

Baja de ventas de gasolineras es por contrabando, afirman
El presidente de la Apesa estimó que mientras se decomisan alrededor de 2.000 litros de combustible de contrabando por día en Paraguay, al país ingresan diariamente entre 2 millones y 3 millones de litros.

“Estuve por Clorinda investigando y a la madrugada pasan camiones cisterna enteros, con o sin emblema”, afirmó.
Corrales se reunió ayer con el titular de la Unidad Interinstitucional de Prevención y Combate al Contrabando, Emilio Fúster, para expresar su preocupación por la cantidad de combustible que ingresa de contrabando al país, afirmando que a consecuencia de esa situación los distribuidores de combustible han registrado un gran descenso en sus ventas.
Regular construcción de estaciones, “materia pendiente”
Corrales admitió como una “materia pendiente” por parte del sector privado de distribución de combustible es lograr una mejor regulación y reglamentación sobre la construcción de estaciones de servicio, cuyo número en Paraguay se ha disparado en los últimos años, convirtiendo al país en la nación con menor número de habitantes por estaciones de servicio en la región.
Sin embargo, opinó que el número de estaciones de servicio refleja un aumento en las inversiones y reflexionó que “la competencia siempre es sana y es para el beneficio del consumidor”.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter