Tras el debate pasado entre candidatos a la Gobernación de Caaguazu por el Partido Colorado, y que fuera realizado por un conocido canal de la ciudad de Caaguazú, se va notando que la campaña va subiendo de tono, especialmente desde las carpas del oficialismo cartista, puesto que tras sondeos se evidencia el poco despegue en todas las candidaturas, por lo que los ataques empezaron a pesar de mencionar que no harían este tipo de campañas.

El debate giró sobre ataques especialmente por Marcelo Soto, y llamativamente no a su adversario Edgar Olmedo, sino a Mario Varela, en cuya gestión busca instalar la duda, de manera a hacer prender inclusive la candidatura del candidato oficialista a la diputación Miguel Del Puerto, quien en las preferencias inclusive se registra muy poca aceptación a su figura.

El ex ministro Soto, hijo del diputado Mario “Baby” Soto Estigarribia quien busca el quinto periodo como parlamentario, señaló en el debate que la Gobernación paga 14.500 Gs el plato de almuerzo escolar en las escuelas del Departamento, cuando en Yhu se paga una suma de 5.014 Gs. De esto se valió Soto para atacar en el debate a Edgar Olmedo, con la sencilla intención de “conseguir votos” y ruido para machacar a sus adversarios.

Nuestra redacción se puso a investigar los datos señalados, puesto que son de alto interés y expone algo inédito inclusive: pagar 5.000 por un plato de comida. En tal sentido, el joven Soto erró en su exposición al señalar que el gobierno departamental paga la suma denunciada. En el Portal de Contrataciones, se registra que cada plato tiene un costo de 12.900 y que el municipio de Yhu paga 12.500 Gs. Al final, ¿está en conocimiento de lo que se maneja en una administración departamental? Notamos que no, por más de jactar manejo administrativo prolijo en un Ministerio como el de Juventud y que en 4 años solo se centró en becas, en algunas canchitas deportivas y programas como Herederos de la Libertad (con el MEC y fondos de la Binacional) y Arovia (que el proyecto genuino es de la STP).

Por su parte, la Gobernación de Caaguazú bajo administración de Mario Varela Cardozo, adquiere por 12.900 Gs el plato, conforme señala el Portal de Contrataciones Públicas. Una suma totalmente diferente a lo señalado por el ex ministro de Cartes en sus expresiones del debate. Dicho programa beneficia a más de 14.000 niños y a más de 120 instituciones educativas.

¿Cuáles son los precios de las Municipalidades?

Si tomáramos por cierto el precio de 5000 Gs el plato por Yhu (cuando en realidad paga 12.500 Gs): ¿Qué opina Marcelo Soto de los precios de sus intendentes cartistas amigos aliados a su proyecto político electoral? Nuestra redacción accedió a los siguientes precios por municipio:

  • Raul Arsenio Oviedo: Eddy Neufeld, Gs. 11.980
  • Nueva Londres: Baby Smith, Gs. 12.900
  • Repatriacion: Beatriz Burgos de Torales (esposa de Jorge Torales): Gs. 12.500
  • San José de los Arroyos: Hamy Chavez, Gs. 12.000
  • MEC: administración ministro Enrique Riera, Gs. 12.965 (proveído por COMEPAR, empresa ligada a Lopez Moreira, secretario privado de Horacio Cartes.

Aguardamos una opinión de estos intendentes como así también expresiones de transparencia y mejor distribución de recursos por parte del mismo Marcelo Soto para aclarar lo planteado y conocer sus propuestas, puesto que en el debate solo se giró en base a acusaciones.

Yhu y la FAO: ¿Es real ese precio?

Recurrimos a la fuente y pagina oficial de dicha organización dependiente de Naciones Unidas, y grande fue nuestra sorpresa al notar que  el proyecto «Fortalecimiento de Políticas de Alimentación Escolar en el ámbito de La América Latina y Caribe Sin Hambre 2025” fue ejecutado de manera piloto en el año 2014 y en tan sólo 2 instituciones Educativas de Yhu. El ex ministro probablemente pifio en desconocimiento o quiso llevar agua a su molino, pero hasta en el precio de dicho proyecto se equivocó: el señalado proyecto, programó un almuerzo con un costo de Gs. 6.536, y no Gs. 5.000 como lo planteara en el debate, con platos de isopor incluido para graficar la ponencia para la espectacularidad de un discurso populista y barato.

Por tanto, el precio señalado por Soto hasta es erróneo y miente al describir que el municipio paga tal monto, cuando realmente adjudica el servicio por un precio doble conforme a Contrataciones Públicas. Por tanto, si fuera muy alto el precio por la Gobernación, ¿Qué reclama Marcelo Soto, cuando intendentes amigos (algunos inclusive con parientes candidatos a la Lista 2) también ofrecen mismo servicio e igual costo? A veces la indignación es tan selectiva en tiempos de campaña y sorprende la postura asumida por el hijo del parlamentario Baby Soto, quien en todo momento se pronuncia como candidato joven y distinto a lo que se siempre se ve en la política.

En tiempos de campaña, escuchamos tantos discursos, ataques e inclusive denuncias que solo quedan en el “oparei” puesto que solo en estos tiempos se busca el voto y no realmente transformar nuestro Departamento al desarrollo. Más bajo aun, generar duda con respecto a un programa sensible como el almuerzo escolar, que hoy en día beneficia directamente a más de 14 mil niños a través de la Gobernación en complemento con lo que hacen los municipios en la búsqueda de la eliminación de la deserción escolar, e indirectamente, a miles de familias productoras por los productos que producen y venden para para provisión de este programa.

 

 

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter