HERNANDARIAS. La madre de una niña de 8 años alertó a agentes policiales que un vecino, quien había amenazado con abusar sexualmente de su hija, estaba siguiendo a la pequeña. El sindicado fue aprehendido en la vía pública y tras la verificación de sus datos en el sistema policial, se constató que estaba en violación de un arresto domiciliario.

La comisaría jurisdiccional de la ciudad del Hernandarias recibió un pedido de auxilio, a través del Sistema 911, por parte de una mujer, quien reportó que un vecino estaba siguiendo a su hija con aparente intenciones de abusar sexualmente de ella. Según la denuncia, en más de una ocasión el hombre la había amenazado con perpetrar el hecho contra de la niña de tan solo 8 años.
Agentes policiales que se encontraban realizando un patrullaje por la zona fueron hasta el lugar indicado y pudieron detener en la vía pública al sospechoso, que tras verificarse sus datos, se constató que contaba con antecedentes por violencia familiar  , en los años 2017 y 2020.
Además, el hombre estaba en violación de un arresto domiciliario por la misma figura,
firmado en junio de este año.

La madre relató a los intervinientes que había ocupado a su hija a la despensa, situada en inmediaciones a su vivienda, hasta que en un momento dado se percató que el hombre de 31 años la estaba siguiendo, por lo que procede a dar aviso a la Policía.
La niña pudo volver junto a a su madre sana y salva y el hecho se comunicó al Ministerio Público; mientras que el sospechoso quedó a disposición del Juzgado Penal de Garantías con relación a la transgresión del arresto domiciliario.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter