Era un vendedor ambulante y sufrió un accidente, necesitaba una fuerte suma de dinero, días atrás pedía ayuda para juntar el dinero, finalmente perdió la vida en a sala de un hospital.

Don Pedro Centurión quien se desempeñaba como un vendedor ambulante perdió la vida porque no contaba con la suma de G. 5.000.000 para comprar el platino que necesitaba para su pierna ya que tenía una doble factura que fue causada por un accidente de tránsito.

Un conductor lo había atropellado frente al cuartel de Curuguaty  lo dejó abandonado en el lugar.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter