La fiscala Susan Vega imputó a una mujer por presunta violencia contra su esposo, hecho ocurrido en su vivienda en el barrio Fátima de Ciudad del Este. Los informes médicos refieren que el hombre tenía golpes en el brazo, la cabeza y también arañazos.

La agente refirió que ambos tienen un hijo de 2 años en común y la mujer le amenaza que no lo vería. Además, en los últimos tiempos, la violencia verbal continuaba, según dejó constancia el hombre.

Aclaró la fiscala que el hecho sucedió en diciembre del año pasado, sin embargo, solo se dejó como constancia y recién en este mes de setiembre se hizo la denuncia, ya que el hombre alegó que ya no aguantaba la situación.

Presentó el informe del médico forense, que dejó constancia de los golpes y arañazos en la cabeza, los brazos y antebrazos.

Según la denuncia, el hombre llegaba en horas de la madrugada a su casa luego de un encuentro con amigos y su mujer reaccionó de esa manera.

El estudio victimológico pudo constatar que el hombre padece de depresión y ansiedad.

Ya una vez anterior, hace un año, la mujer la había golpeado también, según el marido, y las fotografías serán presentadas a la Fiscalía.

El Ministerio Público solicitó medidas alternativas a la prisión, atendiendo a que la pareja ya está divorciada y que el hecho de violencia ocurrió ya en el 2021.

La pareja cuenta con una hija en común de apenas dos años, según confirmó la fiscala.

EXPECTATIVA DE PENA. Vega refirió que la mujer se expone a 6 años de prisión en caso de confirmarse el hecho.

Esta pena corresponde ya que el hecho sucedió antes de que entre en vigencia la modificación del artículo 229 del Código Penal, De Violencia Familiar, donde consta que la pena podrá ser aumentada hasta ocho años, en julio de este año.

El Ministerio Público solicitó a la jueza Fátima Burró solo dos meses de tiempo para investigar el caso.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter