La Fiscalía imputó en la tarde de este lunes a dos rugbistas por lesión grave por ser los presuntos agresores del hijo del ex presidente de Cerro Porteño Raúl Zapag.

El fiscal Juan Carlos Ruiz Díaz imputó este lunes por lesión grave a Marcelo Giovanni Fretes Laterra y Héctor Iván Grau Arroyo, luego de ser identificados como los presuntos agresores de Benjamín Raúl Zapag Gayet, hijo del ex presidente de Cerro Porteño Raúl Zapag.

Los dos jóvenes que forman parte del plantel de la selección nacional de rugby, quienes viven en la ciudad de Asunción y ya están siendo buscados por la Policía Nacional.

Conforme a las primeras diligencias realizadas por la representación fiscal, se han colectado elementos de sospecha suficientes para la imputación de los sindicados, informó el Ministerio Público.

De acuerdo a la denuncia, la víctima recibió varios golpes de puño a la altura del rostro en la madrugada de este lunes en el interior de la discoteca Morgan de Asunción. El joven sugrió lesiones de gravedad, por lo que fue trasladado hasta un centro asistencial.

Los sindicados Marcelo Giovanni Fretes Laterra y Héctor Iván Grau Arroyo, ingresaron al sanitario del citado local, sitio al que también Benjamín Raúl Zapag, donde presuntamente este último fue interceptado por estas personas recibiendo golpes varios golpes de puño a la altura del rostro que le produjeron graves lesiones.

Posteriormente, la víctima fue trasladada hasta un centro asistencial y luego de la inspección médica, el personal de blanco constató un edema en la región peri-orbitaria izquierda, diagnosticándose preliminarmente una fractura orbito malar del lado izquierdo.

Los médicos recomendaron que el mismo sea internado para una cirugía maxilo-facial, que una vez realizada constataría además una fractura conminuta de piso de orbita lado izquierdo, conforme a informes pre y post operatorios.

El fiscal Juan Carlos Ruiz Díaz manifestó a NPY que solicitó imágenes de circuito cerrado a la discoteca y también contactó con testigos quienes en horas de la tarde brindarán sus testimonios al Ministerio Público.

Comentó que ambos sospechosos son mayores de edad y se exponen a una pena privativa de libertad de hasta 10 años de cárcel.

«Yo estoy esperando que me autoricen los médicos tratantes para que podamos constituirnos en el lugar y tener sus testimonio (de la víctima)», expresó.

Además mencionó que según manifestaciones del padre de la víctima, los supuestos agresores y su hijo no se conocían.

Esta no es la primera vez que se produce una situación violenta en el local nocturno, situado en el Barrio Villa Morra de Asunción.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter