SAN JOSÉ DE LOS ARROYOS, Dpto. Caaguazú.-Según el reporte policial de la Comisaría 10ma con asiento en esta ciudad, el hecho se registró ayer domingo, alrededor de las 18:10, a la altura del kilómetro 101, de la Ruta PY02, jurisdicción del distrito San José de los Arroyos. Los rodados involucrados es una camioneta jeep, modelo Gran Cherokee, chapa UAE 302, color bordó que estaba al mando de Juan Francisco Sánchez Palomo, español (41), con domicilio en Loma Guasu, Caacupé, con licencia de conducir, además con resultado negativo a la prueba de alcotest. El otro involucrado es el automóvil Nissan Sunny, color blanco, chapa No. 0AL 828 que se encontraba al mando de Juan Carlos Ozorio Galeano (21), con domicilio en el barrio Virgen del Carmen de esta ciudad. El mismo fue aprehendido por los intervinientes, por no contar con licencia de conducir, y al dar positivo a la prueba del alcotest con resultado 0,66 mg/L, e incautado por los agentes del orden. La intervención estuvo encabezada, por el Sub. Oficial, Abg. Gustavo González.
Los intervinientes tuvieron conocimiento del hecho, tras recibir una llamada vía radial del Sistema Emergencia de la Policía Nacional, 911.
Una vez constituidos en el lugar pudieron corroborar que efectivamente ambos rodados se encontraban al costado de un camino vecinal terraplenado con daños materiales. En el lugar, además una turba de personas entre ellos los conductores, parientes y vecinos estaban discutiendo y forcejeando en la vía pública, por lo que tuvieron que pedir refuerzo de personal policial para poder trasladar los rodados y los conductores involucrados hasta la sede de la Comisaría 10ma, lugar donde se les practicó las pruebas de alcotest correspondientes a cargo de personal de la Patrulla Caminera.
Terminada intervención correspondiente se le comunicó al agente fiscal Gabriel Segovia. El español se retiró de la sede policial en su rodado, por presentar todas las documentaciones de su rodado. En tanto el conductor del automóvil Nissan, quedó aprehendido y su rodado depositado en la sede policial, por los hechos precisados más arriba.
Por: Néstor Ojeda M.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter