El Ministerio Público imputó por feminicidio a Wilmar Javier Baliero, medio hermano de Romina Aylen Peralta Rodríguez, joven fallecida por un disparo en la ciudad de Lambaré. Testigos declararon que ambos tenían una relación sentimental desde hace 4 años.

En horas de la tarde de este jueves, la Fiscalía cambió la carátula del caso: de homicidio a feminicidio. Según la agente del Ministerio Público Gladys González, los hermanos mantenían una relación incestuosa en donde la menor ya habría sido amenazada por Wilmar Javier Baliero.

«Las amigas de la víctima refirieron que ellos tenían una relación desde hace 4 años y que el muchacho era una persona muy celosa. Era obsesivo con ella, no le permitía tener otro tipo de relación. La amiga también dijo que ya le había amenazado con un arma de fuego también», expresó.

El caso tuvo un giro brusco luego de confirmarse que la joven Romina Aylen Peralta Rodríguez, de 16 años, no falleció a causa de la explosión de un vapeador sino por un disparo de arma de fuego calibre 22. A partir de ahí, la investigación tomó un rumbo diferente donde el medio hermano surgió como el principal sospechoso del crimen.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter