Un grupo de 37 campesinos autonombrados “sintierras” que ocupaban una propiedad en la compañía Cerro Yvy de Tres de Mayo, departamento de Caazapá, fueron detenidos ayer de tarde, tras enfrentarse con la Policía durante el desalojo y herir a un agente.

El incidente comenzó a las 13:00 de ayer, cuando los ocupantes de la propiedad privada reaccionaron ante la presencia de los uniformados que llegaron al lugar para cumplir la orden de desalojo de la propiedad, tras una denuncia presentada por Emilio Gardel Codas, según datos de la comisaría 13ª de Tres de Mayo.
Según se informó, los intervinientes trataron de dialogar con los ocupantes, a los efectos de explicarles que dicho inmueble posee una medida de prohibición de innovar y, por tanto, solicitaron el inmediato abandono.
Sin embargo, los ocupantes reaccionaron y atacaron a los intervinientes con machetes, foisas y palos de maderas y lesionaron a uno de los uniformados, para luego volver a adentrarse al interior del inmueble y acampar en el lindero.
En dicha intervención resultó herido el suboficial inspector Rafael Caballero, quien acusó una herida cortante en la cabeza, quedando por momentos inconsciente.
El uniformado fue auxiliado de inmediato y trasladado al centro de salud local. De ahí fue derivado al Hospital Regional de Caazapá, donde fue atendido. Según diagnóstico del médico tratante, doctor Hermes Cardozo, presenta una herida de unos 10 centímetros y por prescripción del galeno será sometido a un estudio de tomografía.
La reacción policial
Tras el incidente, los uniformados solicitaron refuerzos a otras unidades policiales y una vez que estos llegaron procedieron al operativo de desalojo reduciendo a los ocupantes.
En la ocasión fueron arrestados 22 hombres y diez mujeres mayores de edad, así como cinco menores, sumando en total 37 aprehendidos.
En el lugar, los intervinientes, efectivos de la comisaría 13ª de la localidad de Tres de Mayo, contaron con el apoyo de comisarías aledañas, así como del Grupo Especial de Operaciones (GEO), a cargo del jefe de Prevención y Seguridad del departamento de Caazapá, comisario principal Daniel Careaga.
Los cinco menores de edad fueron entregados a sus familiares por disposición del fiscal interviniente, Rodrigo Lepretti, mientras que los demás quedaron a disposición del Ministerio Público.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter