zRahul Sahu cayó el viernes en un pozo muy estrecho de 24 metros de profundidad cuando jugaba detrás de su casa, en el estado de Chhattisgarh, en el centro de India.

Rescatistas indios se esforzaban el martes por salvar a un niño sordomudo de 10 años que lleva cuatro días atrapado en un pozo.

 

El niño, llamado Rahul Sahu, cayó el viernes en un pozo muy estrecho de 24 metros de profundidad cuando jugaba detrás de su casa, en el estado de Chhattisgarh, en el centro de India.

 

Los rescatistan intentan perforar un túnel junto al pozo con máquinas excavadoras y grúas, y con la ayuda de personal militar y miembros de la agencia de respuesta a catástrofes.

 

El niño «respondía bien» a los socorristas que controlan su estado y sus movimientos mediante una cámara, dijo a la AFP el jefe de policía del distrito de Janjgir, Vijay Agrawal, por teléfono.

 

«Como el niño no puede ni hablar ni escuchar el reto es aún más grande», señaló.

 

Un tubo de oxígeno está suministrando aire fresco al niño, pero un portavoz del gobierno dijo que la perforación del túnel se había retrasado por la presencia de rocas muy duras.

 

El ministro jefe de Chhattisgarh, Bhupesh Baghel, se mostró esperanzado en que el niño salga con vida del pozo, y dijo en Twitter que se le pudo hacer llegar un banano.

 

Los pozos de las aldeas agrícolas indias son lugares frecuentes de accidentes mortales en los que están implicados niños pequeños.

 

En 2019, en el estado norteño de Punjab, un niño de dos años murió en un pozo tras cuatro días de intentos infructuosos por salvarlo.

 

El mismo año, un niño de un año y medio pudo ser rescatado en el Estado vecino de Haryana tras haber permanecido dos días en un pozo.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter