Pese a los incidentes que se registraron frente a la sacristía, monseñor Robledo en compañía de los diáconos y sacerdotes Celestino Britez y Antonio Vázquez, dio inicio a la misa en la mañana de este domingo, en medio de una feligresía dividida. El coro parroquial no participó de la celebración y los feligreses presentes entonaron los cánticos a capella.

Durante la ceremonia en la parroquia Virgen del Rosario de la ciudad de Itauguá, el presbítero Celestino, se notó nervioso, sin embargo, monseñor Robledo y la feligresía itagüeña le dieron la bienvenida con aplausos. Asimismo, Robledo entregó al nuevo párroco la llave del templo y el altar consagrado.

Atrincherado y desobediente

Monseñor Joaquín antes de culminar la eucaristía lamentó lo acontecido y dijo que el padre Andrés Cardozo se atrincheró en la casa parroquial que fue construida por la comunidad y fue declarada como patrimonio

“Como sabemos, el padre Cardozo se atrincheró en la casa parroquial y es un desobediente a la Iglesia. Por lo tanto la secretaría parroquial va a funcionar en la sacristía, se tendrá que mudar temporalmente porque ahí está todo cerrado, para que la gente pueda acudir y hacer sus anotaciones”, dijo en obispo

También solicitó a los presentes y autoridades locales albergar temporalmente a los nuevos sacerdotes designados a la comunidad, debido a que el excura párroco de Itauguá se niega a dejar el cargo y la casa parroquial. Es más, exige una orden de desalojo.

Sacerdote firmó el decreto

Robledo, en una entrevista exclusiva para ABC, afirmó que el sacerdote Andrés Cardozo firmó el decreto canónico de la Diócesis de San Lorenzo, referente a su remoción del cargo y la designaciones de otros religiosos en su reemplazo

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter