Expresó que tiene 6 hijos, 3 nenas y 3 nenes: todos jugaron con ella en algún momento de su infancia. Sus juegos favoritos son: carreras de autos, Tanque y su preferido de todos, Mario Bros. “Ahora ya es el turno de mis nietos. Pero yo no les dejo ganar así nomás, tienen que derrotarme, porque soy muy valé. En Mario, por ejemplo, llegué a rescatarle a la princesa”, relató Doña Celia.

Esta guapa señora, a pesar de su avanzada edad, tiene muy buena memoria. Comentó que vivió con su abuela, quien era médica, y que ella le ayudaba con los pacientes. Aprendió a aplicar inyección a los 11 años y, con el tiempo, sus vecinos le pedían para que le aplique cualquier tipo de vacunas.

Su hija Graciela Soler Ferreira recuerda los momentos en que competía con su madre. “A veces me ponía a jugar con ella, pero mi hermana Fátima se pasaba la noche entera con mi mamá en el play”, rememoró. La abuelita gamer, como le dicen de cariño, estuvo internada durante dos semanas en el hospital, cuenta con reposo médico para recuperarse.

Ella no cuenta con el videojuegos, porque se le quemó. Por eso, hace un pedido especial a la ciudadanía, para poder comprar un Play Station o que alguien de buen corazón le regale uno. Para cualquier ayuda pueden contactar al número (0982) 680 095.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter