Los cadáveres de los tres integrantes del EPP abatidos en Cerro Guasu, Amambay, más los dos indígenas supuestamente ejecutados por la banda armada, llegaron esta madrugada a la morgue de Asunción, donde hoy se prevé la autopsia.

Osvaldo Villalba, uno de los líderes del EPP, Luciano Arguello y un tercero cuyo alias sería Simón son los abatidos por la Fuerza de Tarea Conjunta, según informó el Ejecutivo ayer.

Los nativos Rodrigo Gómez González y Alcides Romero, quien sería el líder de la comunidad indígena donde ocurrió el enfrentamiento, son los ejecutados por el grupo criminal, también de acuerdo con la versión de la FTC.

 

Los cinco fallecidos fueron traídos en una ambulancia aérea y arribaron a las 2:25 a la morgue judicial, donde en el transcurso de esta mañana se realizará la autopsia.

Resultó herido el indígena Leonardo Gómez Riquelme, quien está siendo asistido en Asunción y se encuentra con pronóstico reservado.

En la conferencia de prensa de ayer domingo, indicaron la FTC estaba realizando un operativo, cuando los intervinientes oyeron varios disparos (los epepistas asesinaron a los dos nativos) y fue allí que se inició el enfrentamiento entre el EPP y la FTC, que terminó con las bajas mencionadas, pero con ningún herido en las fuerzas de seguridad.

Osvaldo Villalba Ayala; hermano de Carmen Villalba recluida en el Buen Pastor; habría liderado un grupo de indígenas en fecha 9 de julio del 2019 que atacó un establecimiento ganadero denominado Ñandu’i en la zona de Ararokê, Amambay.

 

En tanto Luciano Arguello es el cuarto integrante de la familia Arguello Larrea que muere en filas del EPP.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter