“Ojalá que la gente del EPP vea nuestro sufrimiento –¡todos somos paraguayos!– y liberen a los cinco secuestrados. Así no están golpeando al Gobierno, sino a la gente pobre que tiene que trabajar”, dijo doña Obdulia Florenciano, madre de Edelio Morínigo, policía secuestrado desde el 5 de julio del 2014.

Con remeras, banderas y globos blancos, centenares de personas caminan sobre la Ruta 3 “Gral Aquino” en una inesperada presencia para la Marcha de la Paz, en la que se unieron por primera vez los menonitas, quienes desde tempranas horas dejaron sus propiedades para plegarse.

Los ciudadanos convocados por la fuerza viva de Santa Rosa piden al Gobierno de Cartes que extremen recursos para poner fin a los grupos armados que se asientan en el norte, liberar a los cinco secuestrados y devolver la paz y seguridad al departamento.

La marcha fue declarada “de interés distrital” y se declaró asueto por el día de hoy para que la ciudadanía se pueda unir al grito unísono de los pobladores norteños.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter