Un niño de 3 años falleció asfixiado aparentemente con su vómito, mientras dormía en su domicilio, en el distrito de Cambyretá, Departamento de Itapúa.

El pequeño fue auxiliado por una tía que lo trasladó hasta el cuartel del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cambyretá, Departamento de Itapúa, y desde ahí, en ambulancia, fue derivado hasta el Hospital Regional de Encarnación, donde ya ingresó sin signos de vida.

La médica de guardia Rossana Burgos manifestó que en horas de la madrugada de este domingo el menor ingresó al servicio pediátrico y ya no presentaba pulso, no respiraba y tenía el cuerpo frío.

Señaló que procedieron a su reanimación sin éxito y que durante el procedimiento observaron que expulsaba por la nariz y por la boca un líquido de calor blanco.

La madre del niño explicó que tras cenar se acostaron a dormir y luego de unas tres horas se percató de que su hijo no respiraba, por lo que pidió auxilio a su hermana, quien reside en las cercanías y lo trasladó hasta el cuartel de bomberos.

La médico forense Clyde Núñez que inspeccionó el cuerpo encontró contenido gástrico en la cavidad bucal y fosas nasales, no constató lesiones traumáticas en el cuerpo y determinó como causa probable de la muerte «asfixia por broncoaspiración», con muerte aproximada de dos horas.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter