La Policía de Caacupé informaba esta mañana que cinco perros de la raza Pitbull habían atacado y matado a un delincuente que ingresó a una distribuidora, ubicada en el kilómetro 55 de la ruta PY02, aparentemente con intenciones de robar todo lo que podía.
Finalmente, se pudo corroborar que los animales que atacaron al tipo no fueron Pitbulls, sino cinco “tiernos” firuláis Mestizos, leales y protectores de su territorio, quienes al ver que un extraño ingresó al predio no dudaron en defender el local.
El hombre que falleció tras las mordidas de los firuláis fue identificado como Héctor César O., de 39 años. El mismo contaba con orden de captura por rebeldía por supuesto caso de homicidio culposo, según los intervinientes.
El hombre aparentemente desconocía que en el sitio se encontraban estos perros, por lo que ingresó y encontró la muerte. El tipo fue asistido por el propio dueño, pero ya nada se pudo hacer para salvar su vida. “Llegamos hasta el lugar y fuimos recibido por Agustín J., guardia privada del lugar, quien manifestó que
escuchó gritos en el patio trasero del depósito, fue a verificar y vio a una persona siendo atacada por los cinco animales caninos de la raza Pitbull. Él calmó a los perros para que los intervinientes pudieran ingresar al lugar”, dijo kuri el comisario Jorge Rojas, a los medios de prensa.
Finalmente, se pudo corroborar que los jagua no eran Pitbulls, sino perros Mestizos protectores fieles.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter