La droga estaba oculta en el interior de un cargamento de muebles de cocina que estaba siendo despachado por una importadora en Maringa, estado brasileño de Paraná.

La incautación fue posible durante una operación de rutina en una transportadora con sede en Maringa y permitió el hallazgo de 1058 kilos de marihuana que estaban ocultos en muebles de cocina. La diferencia entre la carga declarada y el peso de las mercaderías levantó sospechas de los agentes federales que decidieron realizaron una verificación minuciosa encontrando los panes de marihuana prensada en el interior de varios de los muebles.

Según la declaración de transporte la carga debía llevarse a Sao Paulo. Durante la verificación encontraron que los panes de la hierba prensada estaban envueltos en cintas de color verde y amarillo y llevaban adheridos un logo con las banderas de Brasil y Paraguay. Según los agentes esto indicaría que son de producción paraguaya. Para los traficantes la marihuana proveniente de Paraguay es de buena calidad por el alto concentrado de la sustancia que es apreciada por los consumidores.

Toda la carga incluyendo el vehículo en el que se transportaba fueron derivados a cargo de la Policía Civil que inició las diligencias para identificar a los responsables del tráfico de la droga. Indicaron que estarían ante un enorme esquema que utiliza la importación legal de otras mercaderías para esta actividad ilícita.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter