MB se declaró fanática del arquero español Iker Casillas, por lo que decidió que su pequeño hijo lleve el nombre del jugador. Fue así que se acercó hasta el Registro Civil de Vallemí, Concepción, pero la encargada de la oficina rápidamente le “pinchó el globo”.

“Me dijo que el nombre no estaba en la lista y que por eso no me iba a inscribir. Entonces no me quedó otra que ponerle Gustavo Alberto”, contó la mamá. Zunilda Oviedo es la oficial que registra a los peques de la zona. Contó que en una oportunidad una mujer se acercó y quiso inscribir a su hija con el nombre Nefertari, a lo que ella se opuso.
“Una mamá le quiso poner así a su hija y yo le di la sugerencia de que piense en el futuro de ella. Después cambió por Ruth Abigail”, relató.

Para Oviedo, el nombre copiado de la famosa telenovela “Moisés” no define tanto el sexo de la criatura como el que finalmente eligió la solicitante. Aseguró que los oficiales de los Registros cuentan con un “catálogo de nombres raros habilitados”. “Orientar a los padres también nos corresponde. A nosotros se nos fiscaliza todo”, alegó.

Doña María, otra afectada, también contó lo que le tocó vivir con la férrea defensora de los nombres “conservadores”. “Yo le quise llamar a mi hija Zoe Madeleine, pero ella no me dejó y tuve que ponerle Ana María”, detalló.

Verificación

Ángel Riquelme, director de Oficinas Registrales, dijo que realizarán una investigación acerca de estas denuncias. “Como primera medida vamos a amonestarla verbalmente y luego investigaremos los casos para evitar que siga ocurriendo este tipo de cosas”, señaló.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter