El Juzgado de Ejecución de Luque revocó el arresto domiciliario del que gozaba el barrabrava de Cerro Porteño Fernando Ariel Fernández Ávalos, quien el viernes de madrugada fue abofeteado por un policía de la comisaría 17ª de Lambaré, al que inmediatamente después también derribó con un golpe de puño en la cara.

El integrante de la barra brava de Cerro Porteño, Fernando Ariel Fernández Ávalos, actualmente de 22 años de edad, había sido condenado a seis años de cárcel por tentativa de homicidio.
El caso se produjo el el 26 de enero de 2018 sobre la avenida Acuña de Figueroa del barrio San Isidro de Lambaré, donde fue herido de un balazo miembro de la barra brava de Olimpia Guillermo Rubén Almada Saavedra, en ese entonces de 19 años.
Fernando, conocido en el barrio como Fernandito, atacó a Guillermo, apodado Guille, con un revólver calibre 22 que lo disparó desde una motocicleta en la que iba como acompañante.

Luego de ser operado en el Hospital de Trauma, Guille sobrevivió e identificó a su agresor, quien fue capturado y condenado.
Arresto domiciliario
Sin embargo, desde hace un tiempo gozaba con arresto domiciliario, medida que ahora le fue revocada por el Juzgado Penal de Ejecución de Luque, que a su vez ordenó su retorno a prisión para que cumpla el resto de su sentencia.

El citado joven fue protagonista de un video que se viralizó el fin de semana y en el que se ve cuando es abofeteado por el suboficial mayor Christian Ariel Candia Molinas, personal de la comisaría 17ª Central del barrio San Isidro de Lambaré.
En las imágenes se nota también cuando Fernandito responde con un golpe de puño que derriba al agente, antes de huir de la escena

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter