Una asegurada pasó 19 horas en ayuno esperando operarse de hernia umbilical en Ingavi. Empleados de Potî, hartos por falta de cobro, hicieron brazos caídos y debieron reprogramarse las intervenciones.

Ángela Valdivia (28) –nombre ficticio– denunció que ayer sufrió la falta de previsión en el Hospital Ingavi del Instituto de Previsión Social (IPS) con la suspensión de su cirugía de hernia umbilical. Contó que ayer, tras 19 horas de ayuno e internación, el cirujano le comunicó que se suspendía la operación debido a la falta de personal para la limpieza del quirófano.

Con hambre, ayuno de 19 horas y con el suero en el brazo, Ángela recibió la noticia, tras gastar más de G. 800.000 en compra de hilo de sutura, bisturí, malla quirúrgica y otros insumos para la cirugía programada para la víspera.

Ante la consulta de ÚH, desde Prensa de IPS indicaron que “de conformidad con el informe remitido por encargados de las áreas, ninguna cirugía fue suspendida”.

Sin embargo, una de las afectadas sostuvo que el cirujano no supo justificar la cancelación, pero posteriormente tuvo que admitir que no había limpiadores disponibles para la desinfección del quirófano, contó a ÚH. La cirugía se reprogramó para setiembre.

Al igual que Ángela, otros asegurados también fueron afectados por la medida a causa del conflicto entre IPS y Potî.

CONFLICTO. Ayer, los empleados de Potî protestaron y denunciaron el atraso en el pago de salarios que arrastran desde hace 40 días. Los trabajadores realizaron brazos caídos en Ingavi. Incluso retiraron ayer a la tarde los basureros, según comentaron los asegurados. Esta situación se registró tras el anuncio de los nuevos adjudicados para el servicio, donde la empresa en conflicto quedó fuera.

En la interpelación en Cámara de Diputados, sobre el conflicto con la empresa de limpieza, el titular del IPS, doctor Vicente Bataglia, respondió que como institución solo se pueden hacer responsables de verificar que la empresa cumpla el servicio contratado.

NUEVA ADJUDICACIÓN. Un total de 6 empresas, de 10 que se presentaron, fueron adjudicadas ayer en la licitación pública nacional N° SBE 88-22 Contratación de Servicios de Limpieza e Higienización para las distintas dependencias del IPS, declarados desiertos en la LPN SBE 171/21, informó el IPS.

Las adjudicaciones fueron para Limpiezas Modernas Paraguay SRL con el lote 1 por G. 6.127.500.000. El Consorcio CyM (Consermar y Mimbi SA) con el lote 2 por G. 39.941.776.128 y el Consorcio Paraguay CP (Servicios Paraguayos SA, Limpiezas Modernas Paraguay SRL y Mafara SA) con el lote 3 por G. 21.288.000.000. Además, Clean & Clean SA con el lote 4 por G. 2.329.087.716 y Mimbi SA con el lote 5 por G. 2.634.000.000.

Se beneficiará al Hospital Central, Geriátrico, Clínicas Periféricas, Ingavi y la sede administrativa. La adjudicación es por 12 meses y el servicio debería iniciar en la fecha.

En mayo pasado, el IPS adjudicó la tercerización solo para las dependencias del interior y declaró desiertos los lotes de Central. Ante esta situación, se extendió el contrato con Potî para la cobertura en los hospitales de Central.

800.000 guaraníes es el gasto total que hizo la familia de una asegurada para la compra de insumos y medicamentos.

6 empresas fueron adjudicadas ayer para la contratación del nuevo servicio de limpieza tercerizado.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter