La mujer que recibió el pedido subió el video a su cuenta de TikTok y rápidamente se viralizó

Una familia de Maryland, Estados Unidos, vivió un momento de horror en plena decoración de su casa con motivo de Halloween. Para los arreglos y ambientación, decidieron ordenar un ataúdBrooke Wozniak fue la encargada de alquilarlo por internet, sin pensar que se llevarían la peor de las sorpresas.

Cuando lo estaba ubicando en el lugar elegido, encontró dentro del cajón las cenizas y las pertenencias de una mujer fallecida.

En el clip, compartido por Brooke en su cuenta de TikTok, la mujer muestra los distintos objetos hallados en el féretro. La publicación despertó comentarios de lo más desopilantes.

En el interior estaba su certificado de defunción, un brazalete que usó mientras estuvo en el hospital y la bolsa que contenía sus cenizas. Así descubrieron que se trataba de Edith Crews, una mujer de 74 años que falleció por COVID-19 en enero de 2022.

A través de la plataforma, Brooke solicitó ayuda para ubicar a los familiares de Edith. Gracias a la difusión de muchos usuarios se logró contactar a la familia de la mujer.

Encontraron su certificado de defunción, un brazalete y la bolsa que contenía sus cenizas (brookewozniak463)Encontraron su certificado de defunción, un brazalete y la bolsa que contenía sus cenizas (brookewozniak463)

“Todos estaban en estado de shock y, realmente, no sabíamos cómo sentirnos al respecto. Mi primera reacción fue: ‘tenemos que encontrar a la familia. Tenemos que encontrar al pariente más cercano o a quién la conozca’”, comentó Wozniak en una entrevista para Fox Washington.

Además, reconoció que con su publicación no buscaba ser sensacionalista, ni burlarse de la situación, sino que quería hallar a los familiares de Crews para “devolverles sus restos y sus cosas”.

La hija de Edith explicó en una entrevista con un medio local, que su madre murió sola debido al aislamiento por la pandemia. También contó que contrató el ataúd para el funeral de su madre, pero luego terminaron incinerándola. Es por eso que no comprende cómo las cenizas se encontraban allí.

El medio local explicó que la compañía funeraria se desentendió del tema y dijo que habían enviado varios de estos cajones a un negocio de chatarras para que fueran destruidos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter