Un agente policial fue mordido por una serpiente cuando se estaba colocando la bota, donde estaba el reptil.

Un policía de la zona de Ñeembucú recibió la mordida de una serpiente denominada yarará y fue trasladado al hospital.

Nelson del Pilar Portillo mencionó que cuando se puso la bota sintió la mordedura y al sacudir el calzado vio que se trataba de la víbora.

Indicó que el reptil intentó atacarle de vuelta y que ante esto, no tuvo otra opción que matar al animal de poco más de medio metro de longitud.

El agente fue trasladado hasta el puesto de salud de San Juan donde fue auxiliado primeramente y posteriormente lo llevaron hasta el Hospital de Pilar, donde permanece internado, reportó el programa Pulso Urbano.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter