En juicio oral y público que culminó este miércoles en el Palacio de Justicia de Pedro Juan Caballero, el iciudadano Willian Gerardo Argüello Meza, alias “William’i”, fue condenado a 18 años de prisión al haber sido hallado culpable de un hecho de homicidio doloso del que resultó víctima su bisabuela, Juana Bautista Viuda de Meza de 84 años de edad, a quien mató con un golpe de piedra en la cabeza en mayo del 2018 dentro de una vivienda de la fracción San Luis del barrio María Victoria donde la anciana vivía sola.

La acusación estuvo a cargo de la agente Fiscal abogada Katia Estela Uemura, mientras que la defensa del encausado fue ejercida por la Defensora Pública, abogada Cinthya Fernández.

El Tribunal de Sentencia estuvo presidido por la magistrada Marcelina Quintana e integrado por sus pares las abogadas Librada Peralta y Mirna Soto, quienes unánimemente emitieron su fallo condenatorio.

Alevoso asesinato

Doña Juana Bautista Vda. de Meza por entonces con 84 años de edad, fue encontrada muerta por un vecino tendida y semidesnuda en la cama, con la puerta de su vivienda trancada con llave por fuera.

El responsable del macabro y desagradable hallazgo comentó que al pasar un par de días sin ver como de costumbre a doña Juana decidió forzar la puerta y al entrar la encontró tirada en su cama, semidesnuda y con la cabeza hundida a golpes, por lo que de inmediato alertó a los de la Comisaría 1ª sobre el caso.

Posteriormente, el médico forense Marcos Prieto al inspeccionar  el cadáver confirmó que la muerte de la anciana se habría producido unos dos días antes a consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza, ocasionado con una piedra, que encontrada al costado de la cama.

Doña Juana se había quedado sola después de la muerte de su marido y era conocida por todo el vecindario, ya que siempre estaba sentada frente al patio de su casa.

Con el paso de los días las sospechas fueron apuntando hacia su bisnieto, el tal “William’i” un muchachón de 19 años, conocido en el barrio por sus malos pasos y adicción al crack.

Casi un mes después del asesinato, Arguello Meza pudo ser detenido y puesto a disposición de la justicia en la zona conocida como “Mangal” del barrio General Genes, en un operativo conjunto encarado por personal policial de las comisarías 1ª y 6ª.

Desde el calabozo de la Comisaría 1ª y en declaraciones a los medios de prensa, “William’i” dijo primero “no acordarse de nada”, pero después salió con la historia de que fue poseído por San La Muerte, quien le acosaba pidiéndole sangre para cumplir con una promesa por una mujer que, según dijo en aquel momento, había sido quien le metió en el “satanismo”.

 

 

Fuente:Amambay Noticias

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter