Se presentó como empresario en el área de inseminación de equinos. Según comentó a los medios de prensa, es oriundo de la ciudad de San José de los Arroyos, pero la mayor parte de su vida residió en la frontera, ciudad de Salto de Guairá, y hace unos tres años se mudó a Coronel Oviedo. De profesión abogado, pero funcionario de la Dirección Nacional de Aduanas.

El potentado aduanero, tiene un sueldo de G. 9.300.000, y un historial no muy blanco.

Ya en el año 2.003, el diario ABC Color publicaba a Godoy como uno de los aduaneros y empresarios que fue imputado por evasión unos USD 12.000.000.

Y en el año 2.008 citaba a Carlos Godoy García como un “multimillonario aduanero” dueño de una mansión valuada en unos 250 mil dólares y de una gran cantidad de inmuebles y edificios en plena construcción. Según los datos, su fortuna provendría del negocio del cigarrillo y otros productos enviados al Brasil, presumiblemente de contrabando, y las recaudaciones en la institución aduanera. Hoy es dueño del Jokey Club Coronel Oviedo, que nombro “Haras Carolina”, y donde construyó una lujosa vivienda. También posee un vasta flota de vehículos, algunos de ellos hoy utilizados por los dirigentes que acompañan su candidatura.

En 2016, habría estado implicado en un audio sobre supuestos cobros para dejar pasar mercaderías “en frío” o sin pagar los impuestos, según las publicaciones del diario ABC Color, por lo que había sido trasladado del aeropuerto Guaraní.

Godoy es hijo de un seccionalero de la ciudad de Salto del Guairá, Marcial Godoy quien se habría encargado de fungir como su protector ya que se convirtió en “intocable” y blanqueado por la justicia, hasta el punto de postular su nombre a un cargo legislativo, no en su zona fronteriza, sino eligiendo al departamento de Caaguazú.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter