Diego Ruiz Díaz se encuentra entubado en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) bajo una fuerte custodia policial tras ser herido la semana pasada en su lugar de reclusión.

El mismo recibió una puñalada en la espalda por parte de otro recluso tras una gresca, según informó al Diario Última Hora el comisario José Javier Sosa, jefe de la Agrupación Especializada, quien asumió en el cargo este sábado, por lo que más detalles de lo sucedido no pudo brindar.

Ruiz Díaz, alias Cabezón, es sindicado por la Policía como el jefe de una gavilla dedicada a perpetrar varios asaltos a entes financieros y arrastrar cajeros automáticos con potentes camionetas, además se dedicaba al robo de vehículos.

Enfrentamientos con la Policía

Fue capturado en el mes de diciembre del año 2010 tras un enfrentamiento armado con la Policía Nacional en la ciudad de Lambaré, luego de haber estado prófugo por un año. El hombre estaba fuertemente armado, en compañía de su hermano Fabio Ruíz Díaz Molinas (29), cuando una patrullera intentó pararles en la vía pública porque el vehículo en el que se desplazaban no tenía chapa.

Los ocupantes del rodado comenzaron a acelerar para tratar de ganar terreno. El acoso de los agentes no les dio tiempo y trataron de evadirse usando caminos alternativos.

Tras cinco minutos de persecución lograron llegar a una vivienda ubicada sobre Benito López y Centenario, del barrio Puerto Pabla (Lambaré), donde se parapetaron y abrieron fuego. Cuando llegó el refuerzo policial no tuvieron otra opción más que entregarse.

Diego Cabezón ya había sido capturado por la Policía el 13 de julio de ese año, cuando su banda se enfrentó nuevamente a tiros con los uniformados; fue abatido Basilio de la Cruz Bogado, alias Cepillo, y otros dos fueron detenidos.

Posteriormente obtuvo su libertad y en el año 2013 fue nuevamente capturado tras otro enfrentamiento con la Policía Nacional luego de haber perpetrado un asalto en el centro de Asunción. En aquella ocasión también quedó herido su hermano y falleció otro integrante de la banda, identificado como Pedro Rodolfo Toledo González (23).

El asalto fue sobre las calles Alberdi y Manduvirá, cuando los tres delincuentes, a bordo de una camioneta Nissan Navara, interceptaron un taxi en el que estaba el comerciante argentino Héctor Raúl González, a quien despojaron de USD 43.000. El extranjero había cambiado su dinero en una casa de cambios sobre la calle Palma.

Trasladado tras hallazgo de dinamita

En el mes de julio del año pasado, Diego Ruíz Díaz, al igual que otros cinco reclusos que se encontraban en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, fue trasladado hasta la Agrupación Especializada tras hallarse dinamita en gel en un muro del penal, se presume que era para hacer estallar el sitio y escapar del lugar.

En aquella ocasión, uno de los guardiacárceles de la penitenciaría de Tacumbú logró apagar el fuego de una mecha unos 3 centímetros antes de hacer detonar la dinamita en gel que estaba depositada en la parte interna del penal.

Se encontró en la zona del pabellón 3 Adventista, en un hueco del muro perimetral que da a la calle, sobre 24ª Proyectada.

«La detonación hubiese generado un agujero o hueco en el muro perimetral, de aproximadamente un metro, donde cabe una persona», explicó el oficial segundo de la FOPE, Bruno Babanoli.

Sobre el punto, el profesional explosivista alertó acerca de que el hecho tendría intenciones de fuga de internos. Especificó que la carga explosiva contaba con una mecha lenta de unos 20 centímetros y que la misma llegó a encenderse.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter