Blas Alcides Páez Alonzo no resistió las graves heridas que acusó luego de que el fuerte temporal propiciara que varios árboles cayeran sobre el techo en el que se resguardaba junto su familia en la Quinta «Don Rubén», ubicada en Itacurubí, donde se encontraban al menos unas 1.000 personas, con motivo de un festejo de exalumnos de todas las promociones del Colegio Carlos Antonio López.

Páez falleció en el Hospital de Caacupé a consecuencia de un traumatismo de cráneo encefálico.

En el lugar además se registraron otros heridos, entre los que se encuentran en grave estado Diego Aguilera y Zunilda Verdún, además de otros con contusiones multiples: Lucy Velázquez de Pérez y su hijo Matías Pérez, Leonardo Vega, Alexis Jacquet, Cecilia Barreto, María Aguilera de Cáceres, Fátima Cáceres, Heriberto Vega y dos menores de 14 y 15 años.

Algunos fueron derivados al Centro de Salud de Itacurubí, mientras que los más graves al Hospital Regional de Caacupé, al Hospital Nacional de Itauguá y al Hospital de Trauma.

Según informes, al Hospital de Caacupé habrían llegado más de 100 personas heridas en las últimas horas, muchas de ellas provenientes de San José de los Arroyos.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter