Solo contaría hasta el momento con 12 votos de los 23 que se necesita para que el combo: cuórum y acuerdo.Son 10 los senadores que responden actualmente al oficialismo colorado, y otros 2 más que les darían la mano y que son del oviedismo.

El Senado tiene 30 días hábiles a partir del lunes pasado para tratar este pedido y dar su veredicto final.

Con este escenario, la terna queda desintegrada con los otros dos candidatos que son el actual fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón y Victoria Acuña.

Mientras tanto, dependiendo de la jugada del Ejecutivo, bajo la figura de reconducción tácita que se utiliza de acuerdo a la conveniencia de la mayoría circunstancial, Díaz Verón se mantendría en el cargo.

Los senadores que responden a la oposición cuestionan duramente la terna elaborada por el Consejo de la Magistratura. Entre las principales críticas está el hecho de que los ternados responden a un mismo sector político, y se reclamaba pluralidad.

Díaz Verón está en la mira de varios senadores y lo acusan de inoperancia y de estar al servicio del cartismo, así como a Acuña.

Los acusan de perseguir a los opositores, y favorecer a los leales del mandatario.

En el caso de Quiñónez aparentemente no se veían objeciones, sin embargo, el luguismo está bastante disconforme con su gestión, y sobre todo porque la misma mantuvo siempre la duda sobre la supuesta vinculación del Frente Guasu con el EPP.

Comparte esto
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter